Whatsapp: ¿Por qué es malo para tu negocio?

Spencer Coon
feb 22, 2017

Hay muchas opiniones sobre la utilización del chat en el lugar de trabajo y el aumento de productividad que las empresas obtienen como resultado. Para muchos negocios, puede parecer intuitivo intentar ver los beneficios de este tipo de comunicación usando una de las aplicaciones de mensajería más importantes, Whatsapp. Con las videollamadas integradas puede parecer la mejor solución. No obstante, aquí podemos ver los diferentes problemas que las empresas tienen al utilizar Whatsapp.

Sin seguridad de usuarios o información:

Aun sabiendo que la empresa ha mejorado la seguridad mejorando la encriptación, sigue existiendo un gran problema para las cuentas de los usuarios estando ligado a un número de teléfono.  No puedes limitar los roles de los empleados o restringir el acceso una vez alguien es parte de un grupo. Aun si los empleados se van, ellos continuarán teniendo acceso a la información compartida. Como resultado, cambiar roles se convierte en una pesadilla logística.

Tienes que gestionar tareas de todas formas:

Solo diciendo tus ideas al grupo no significa que se consigan hacer realidad. Hay que ser claro, las tareas y las fechas límite son la mejor opción para ser eficientes. Pensado como un buen sitio para compartir ideas o soluciones innovadoras, el chat no consigue acabar el producto. Sin gestión de tareas, whatsapp no te permite organizarte y terminar tu trabajo.

Mezcla entre conversaciones privadas y públicas:

Puede que quieras estar todo el rato mirando si envías el mensaje al grupo correcto. Para la mayoría de gente whatsapp no es solo para los negocios. Se acostumbra a usar para conversaciones personales y grupos que no tienen nada que ver con la oficina. Hay una razón por la que (hace un tiempo) hicimos una división entre los números de trabajo y los números personales. Sin manera de poder diferenciar entre los dos dentro de la plataforma mezclar grupos personales y de trabajo puede ser una distracción y potencialmente peligroso. Compartiendo información interna de la empresa e información personal no es la forma más inteligente de comunicarse.

Pérdida de información:

Perder información importante entre todos los mensajes es fácil, especialmente cuando no existe un buscador. La idea del chat para empresas es que la información y las ideas son compartidas y respondidas rápidamente. Pero sin una forma correcta de organizar la información, es como si todo tu equipo estuviera entre ellos esperando que las partes importantes sean oídas y recordadas.

Falta de transparencia:

Whatsapp está pensado para conversaciones casuales. Todo el mundo puede crear grupos y enviar mensajes privados. Si la organización dentro de tu empresa necesita mantenerse tan transparente como sea posible, no es la mejor situación. Algo que acostumbra a pasar es que se crean numerosos grupos que conducen a una falta de información por parte de los managers de lo que realmente ocurre dentro de la empresa.

Evita estos problemas y mantén el compromiso del empleado y la productividad de la empresa escogiendo una plataforma que tenga chat, gestor de tareas y videoconferencia – separados y completamente seguros.

Puede que conozcas alguna. 😉

-El equipo de Hibox

Pruébalo gratis y mejora la comunicación de tu empresa