productivity plan goal

Estrategia productiva: 7 pasos para conseguir tus objetivos

Sophia Ellis
ene 27, 2017

Ser productivo se reduce en la forma como usas los pequeños intervalos de tiempo. Si sabemos que la productividad es lo que nos separa de nuestras metas, ¿por qué no la empleamos?

La productividad es como un juego mental y, para ganar, te tienes que preparar para tener éxito aún con el tiempo en contra. A continuación, te damos algunos consejos para prepararte una estrategia que te garantizará ser productivo y te ayudará a conseguir los objetivos más difíciles.

1. Cuantifica tus objetivos:

Un gran error que hacemos en el intento de conseguir nuestros objetivos es no cuantificar los objetivos. Somos soñadores, pero también somos analíticos. Los números nos hablan. Del mismo modo que no le dirás a una pizarra que el plan de tu equipo es “incrementar los beneficios”, no te lo digas a ti mismo. Basa tu estrategia en números. Cuando no te estableces objetivos cuantificables, no tienes ninguna medida del progreso que haces. Aún peor, es más fácil mentirte a ti mismo sobre los objetivos conseguidos. En cambio, no puedes cambiar lo que has cuantificado.

Por suerte, tenemos una herramienta para ayudarnos a cuantificar prácticamente todo.

¿Tu objetivo es perder peso? Fitday te proporciona una manera sencilla de seguir tu peso y tu estado de humor.

¿Tu objetivo es ahorrar? Prueba MoneyBox para disfrutar de una forma fácil de seguir tus objetivos ahorradores e invertir.

2. Determina los pasos para llegar a tu objetivo:

En nuestras mentes, el hecho de conseguir objetivos es como una escena de película, similar al sentimiento de cruzar la meta de un maratón. Está claro que una vez hemos llegado, todo ha cambiado. Conseguir algunos objetivos puede ser rápido, pero otros pueden ser más graduales. No obstante, hacer un progreso real solo se puede conseguir con acciones diarias. Tienes que dividir los objetivos a largo plazo en pequeños, alcanzables y factibles pasos.

3. Delégate el trabajo y digitalízalo: 

Trátate como un empleado. Dirígete. Una vez hayas creado unos pasos aceptables, delégate el trabajo como si fuera una tarea. Hazla prioritaria, como cualquier otra tarea que recibes del trabajo. Hasta que no seas capaz de transformar tus objetivos en acciones reales, solo existirán en tu cabeza.

Muchos de nosotros hemos trasladado nuestro trabajo y nuestra vida personal a internet. Mueve también tus objetivos a Internet para aumentar la productividad. Para esto existen numerosas herramientas que te ayudarán a organizar tus objetivos. Planificando tus objetivos en una plataforma online te ayudará a tenerlos siempre presentes.

Prueba Wunderlist para mejorar el seguimiento de tus objetivos

4. “Planifica” tu productividad

Organiza tus objetivos en un calendario y “planifica” tu rendimiento. No lo añadas en una lista de cosas que hacer. Las listas de cosas que hacer no funcionan. Las únicas listas que funcionan son las de la compra. Para ser productivo necesitas “planificar” tu productividad. Estas tareas no deben ser negociables y deben estar presentes durante todo el día, no pueden ser tareas que “ya harás en otro momento”.

Prueba planificando tus tareas con Hibox

5. Añade notificaciones cuando sea importante

Uno de los puntos fuertes de utilizar herramientas de última generación es que puedes activar las notificaciones. Puedes añadir la tarea que tienes que realizar para mantener tu productividad y seguirla desde aplicaciones tan simples como el calendario de Google. Mantén activadas las notificaciones para recordarte el mejor momento para completar las tareas durante el día.

Por ejemplo, si sabes que normalmente tienes tiempo por la mañana para terminar un curso de inglés, puedes enviarte notificaciones para ese momento del día. Re-leer una nota en una lista de cosas que hacer no servirá de nada

6. Déjate tiempo a para no ser productivo:

No quemarse es una parte muy importante si quieres conseguir tus objetivos. Para prevenir el agotamiento y sus consecuencias, déjate un tiempo para no ser productivo. Planifica pausas para no ser productivo. Si sabes que tienes pausas programadas, te será mucho más fácil acabar con las tareas en que estas trabajando.

7. Simplifica todo lo que te rodea:

Una de las razones por las que somos tan poco capaces de concentrarnos para conseguir nuestros objetivos a largo plazo es el gran volumen de información a la que estamos expuestos cada día. Una persona normal pasa casi dos horas diarias en redes sociales. Cuantas más horas pases en internet, más importante será priorizar y simplificar la tarea con la que trabajas. Hay muchas herramientas que puedes usar para bloquear las redes sociales durante un tiempo, una de las mejores es Cold Turkey.

Puede que estés sorprendido al ver como de perjudicial es para tu productividad estar expuesto a volúmenes tan altos de información. Lógicamente, cuantas menos horas pases perdiendo el tiempo, más horas tendrás para conseguir tus objetivos.

Probar sólo algunas de estas técnicas puede ayudarte a acabar con tus antiguos hábitos y ayudarte a aumentar tu productividad y conseguir tus objetivos tanto a corto como a largo plazo.

¡La productividad depende del aprovechamiento del potencial, cada minuto de cada día!

-The Hibox Team

Pruébalo gratis y mejora la comunicación de tu empresa