What to avoid when hiring new team members

En qué se equivocan los equipos cuando contratan a nuevos miembros

5002
Sophia Ellis
nov 07, 2017

¿Cómo contratar un nuevo equipo perfecto?

A las empresas tradicionales les resulta difícil mantenerse a la par de las ágiles y “más jóvenes” startups. Muchos piensan que es debido a su tamaño y burocracia, los  que definitivamente son factores relevantes. Pero, hay una trampa en la que caen a menudo tanto los startups como las grandes corporaciones: la mala contratación.

El costo de contratar a un empleado que no es adecuado para ti (o que se va porque no eres una buena opción para ellos) tiene un gran impacto. El costo de una contratación errónea (suponiendo que ambos lo descubran desde el principio) es aproximadamente el 30% de los ingresos anuales de ese empleado. Algunos estiman que el costo de oportunidad total es aún mayor. Las empresas están generando un gasto que puede evitarse fácilmente.

El problema para las grandes compañías es que tienden a contratar más de lo mismo, sin dejar a nadie ser “atípico” para traer nuevas ideas y desafiar las antiguas normas. Sin embargo, las startup tienen diferentes problemas de contratación, y pueden ser aún más perjudiciales dado el tiempo y las limitaciones financieras en las que se encuentran. Las empresas de cualquier tamaño deben considerar lo que mencionamos a continuación para evitar caer en la trampa de una mala contratación.

Qué evitar al contratar a un nuevo miembro del equipo

No definas la cultura de tu equipo muy tarde, ¡asegúrate de contratar un nuevo equipo perfecto!

La conversación sobre cultura se deja de lado hasta que es demasiado tarde y existe una mezcla de personas que esperan ambientes diferentes. Al principio, cuando solo hay pocas personas, está totalmente bien. La cultura se define por la ansiedad y la urgencia. Sin embargo, cuando comienzas a crecer, cuando se identifican los roles y se detallan los procesos, tener una idea clara y concisa de la cultura es vital para conseguir a los empleados adecuados. Contratar empleados a corto plazo fuera de tu equipo principal y perderlos cada cierto tiempo es un gran obstáculo para la eficiencia.

¿Cómo no caes en esta trampa?

Tan pronto como superes los cinco empleados, ten una conversación. Establece las reglas básicas y determina la “cultura” de tu equipo en tres puntos importantes.

¿Son un equipo con capacidad remota? ¿Están más orientados al trabajo autónomo o grupal? ¿Son competitivos o más colaboradores el uno con el otro?

Resume esto y presenta estos puntos la próxima vez que busques un candidato. No importa cuán brillantes sean las calificaciones de alguien, si no van a funcionar bien con tu equipo, es probable que vayas a perder tiempo y dinero

No contrates personas que no entiendan cómo funciona tu equipo

Anteriormente, trabajé para otra “startup” antes de mudarme a Barcelona para trabajar en Hibox. Esta startup fue financiada por inversores ángeles y todos los miembros de su junta ejecutiva fueron designados. Eran típicos corporativos de toda la vida. No funcionó bien. Insistieron en hacer las cosas de la manera en que estaban acostumbrados a pesar de querer avanzar, mejorar y actuar como una nueva empresa tecnológica. Gran tecnología, gran concepto … Personas equivocadas. Estos empleados estaban acostumbrados a una forma determinada de hacer las cosas, un horario establecido y no querían apartarse de eso.

A menudo es difícil sacar a alguien de un entorno como ese y esperar que entienda y prospere en un entorno de startup. Algunas experiencias corporativas, especialmente en ventas, pueden ser realmente útiles, pero el estilo de trabajo será difícil de integrar en una startup.

Busca empleados que tengan algún tipo de experiencia laboral autónoma en el pasado. Pregunta acerca de su automotivación y experiencia laboral individual en el proceso de entrevista. O si tu equipo tiene muchos procesos, busca a alguien que esté acostumbrado seguir estas instrucciones y no se frustre con eso.

No contrates a quienes lo saben todo, contrata a quienes puedan aprender cualquier cosa

Alguien que viene con cierta experiencia en un sector interesante puede sonar como la persona indicada. Pero ten en cuenta que estas contrataciones no siempre son de las que durarán ni representarán el mayor beneficio a largo plazo.

A menudo, descubrirás que los empleados que “comodines” son los mejores activos para tu equipo, ya que pueden asumir diferentes roles a lo largo del tiempo y resolver problemas en todos los departamentos. Todos tendrán su competencia básica, por supuesto. Pero no subestimes el valor de alguien que tiene una gran capacidad y ética de trabajo para aprender. Las habilidades (principalmente las que necesita tu startup) están desactualizadas en un máximo de 5 años. Si contratas empleados que son aprendices de por vida con habilidades en evolución en distintas áreas, obtendrás mucho más valor a largo plazo que de alguien que tenga mucha experiencia en una habilidad específica.

Contrata a alguien en tu equipo que quiera aprender

Cuando busques contratar, pregunta acerca de sus hábitos de autoeducación y sobre lo que están trabajando, aparte de lo primero que te hizo echar un vistazo a su currículum. Te sorprendería lo mucho que esto te dice acerca del valor de un miembro del equipo.

Cuando busques expandir tu equipo, aprende de los errores de muchos otros equipos y ten estos tres puntos en cuenta. Podrías garantizar un equipo que haga que la empresa sea exitosa cada año y evitar enormes gastos en tu presupuesto.

Pruébalo gratis y mejora la comunicación de tu empresa