Tips para elaborar un cold email perfecto

Sophia Ellis
may 09, 2017

Creo que el mayor reto para cualquier equipo de mercadotecnia o ventas es el argumento del correo que se envía a personas de la nada. Ya sea por relaciones públicas, para comunicarse con un nuevo socio potencial o mandar un email masivo, el objetivo es el mismo. Solo dos cosas importan al final: abrir y dar clic, o contestar. Eso es todo.

Recientemente intenté algo completamente diferente. Se me ocurrió una fórmula para el email más corto y directo que he usado. ¿El resultado? Casi un 70% de tasa de apertura y un 40% de tasa de clic.

Esta es una lista de los cuatro elementos clave que creo hacen que este estilo de email funcione:

1. Una línea de asunto directa pero vaga:

Yo trataba de escribir líneas de asunto en los emails que fueran muy detalladas. Siempre eran un poco largas y a menudo compartían la razón para enviar el correo en primer lugar. Para ser completamente honestos, creo que esto le daba a mis destinatarios una razón para borrar mi correo inmediatamente. No había suspenso, no había motivo para continuar abriendo el email, especialmente si sonaba como un argumento de venta. Ahora uso líneas de asunto muy personales pero vagas, con poco detalle para que no suene como otro correo de un vendedor de los que te arrepientes de haberte registrado. Por ejemplo: “Poniéndonos en contacto”. Suena personal, relevante y suficientemente interesante para abrir.

2. Una introducción conversacional, “directo al negocio”:

Solía llenar un párrafo completo para comenzar casi todos mis emails con una introducción larga e hiper-personalizada. Mostraba un esfuerzo, pero realmente solo era aburrida. Estoy segura de que, incluso si el email era abierto, rápidamente era borrado cuando mi lector llegaba al décimo enunciado sin encontrar algo intrigante. La comunicación de hoy en día es rápida. Incluso con los emails, el “correo postal” del internet, tienes que presentar la cuestión rápidamente para mantener la atención. La mayoría de los profesionales reciben 88 emails por día. Nadie tiene tiempo para perder en un ensayo bien estructurado.

He cambiado a una introducción de un enunciado que ofrezca algo benéfico inmediatamente.

Aquí hay un ejemplo:

Es personal, directo y ofrece al lector algo inmediatamente. Muy pocas personas no continuarían leyendo desde aquí.

3. Números

La tercera cosa que creo hace exitoso a un email de propuesta es la prueba. Estás tratando de empujar a alguien hacia una acción específica ya sea regresar contigo o dar clic en un sitio web. No hay nada que motive a las personas como los números. Si puedes darle a alguien razones tangibles del por qué necesitan tomar acción, tienen mucha más probabilidad de hacerlo. No pierdas el tiempo con promesas vagas. También quita un poco el elemento de venta cuando solo presentas los hechos sin emoción y les dejas la decisión a ellos. Si tu negocio no se basa mucho en los números y se basa más en las relaciones, deja el nombre de una compañía o persona que te de algo de credibilidad.

4. Una llamada a la acción que sea una verdadera invitación

Una vez usando este modelo de email, obtuvimos tres llamadas con solo quince emails enviados en alrededor de una hora. Nuestro email realmente parecía haber motivado a las personas a levantar el teléfono inmediatamente. Sin una llamada a la acción fuerte, no importa lo convincente que fuiste en el principio, perderás su interés. Los lectores, una vez comprometidos, necesitan saber qué hacer después. Haz que sea claro para ellos pero también pon la pelota en su lado de la cancha.

Aquí hay un ejemplo de un enunciado final para llamar la acción que realmente me ha funcionado:

Les digo exactamente cuál es nuestro siguiente movimiento y se los dejo a ellos. No es muy agresivo, pero no los deja preguntándose qué hacer después.

Dependiendo de tu mercado y tu negocio, tus emails pueden variar, claro. No todas las industrias y productos son iguales. Pero las personas son personas y al final del día estás tratando de captar la atención de alguien y motivarlo a trabajar contigo. Creo que estos cuatro elementos logran esto, y pueden ser aplicados a una variedad  de tipos de correo. Estoy segura que verás resultados que no esperabas con cambios tan pequeños.

Pruébalo gratis y mejora la comunicación de tu empresa